Inicio ARTICULOS El Test de Cooper cumple 50 años

El Test de Cooper cumple 50 años

351
0
Compartir

La popular prueba de resistencia Test de Cooper fue aplicada por primera vez por el ejército estadounidense en 1968.  

Siempre es bueno medir nuestro rendimiento físico. Podemos hacerlo para ver cómo llegamos antes de someternos a una temporada intensa o para corroborar nuestro progreso después de una época de duros entrenamientos.

El Test de Cooper es una de las principales herramientas que nos ayuda a conocer nuestra condición física. La prueba nació en 1968, cuando el médico y coronel Kenneth Cooper trabajaba para el ejército estadounidense. Ahí el doctor, de 37 años, diseñó una forma sencilla de evaluar el resto físico de las personas y su resistencia. Si bien inicialmente tuvo un uso militar, luego, por su practicidad y efectividad, el test se masificó en instituciones deportivas y educativas. Actualmente se aplica en todos los niveles y edades.

Cooper fue un visionario de la práctica deportiva. Ese mismo año publicó un libro “Aerobics”, donde inventaba el concepto que luego se haría popular en todo el mundo. “Cuando estaba estudiando medicina (en los 50) nos enseñaban que hacer ejercicio después de los 40 años era algo peligroso”, confesó el doctor años después.

En el test durante 12 minutos uno debe correr la mayor distancia posible.

¿En qué consiste el test?

La prueba consiste en correr la mayor distancia posible en un lapso de 12 minutos. Para ello primero debemos elegir una ruta donde la señalización nos permita medir con exactitud la distancia recorrida. Por ello el test se suele aplicar en pistas de atletismo.

Ya que es un test que mide la capacidad física del organismo, las personas evaluadas deberán esforzarse al máximo. De no hacerlo, se afecta la eficacia de la prueba.

Si bien es un examen transversal, hay algunos casos donde es mejor obviarlo. El test de Cooper no se aplica para personas con problemas de obesidad, fumadores, asmáticos ni diabéticos. Los que sufren dolencias cardíacas o respiratorias tampoco deben someterse al test.

La verificación de los resultados se aplica con cuatro variables: sexo, edad, tiempo y distancia recorrida. Tras identificar la condición física de la persona podrá aplicarse un programa de entrenamiento acorde a sus capacidades. ¿Qué tal te fue en tu Cooper?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here