Inicio ARTICULOS ¿Qué de distinto tiene correr en la playa?

¿Qué de distinto tiene correr en la playa?

83
0
Compartir

El verano se acerca y entrenar al lado del mar es una opción estimulante para muchos atletas.

El verano empuja a la gente hacia el mar. En esta temporada del año aumenta la frecuencia de deportistas que incorporan a la playa como locación de su rutina de ejercicios. Además del disfrute del paisaje y la recarga anímica que supone entrenar con la brisa del mar, hay algunas ventajas que podemos obtener de estos relajantes parajes.

Fuerza de piernas: La arena es una superficie idónea para fortalecer las piernas y la potencia de la zancada. Al correr por la orilla los músculos trabajarán más. La inestabilidad de la arena ayuda también a ejercitar los tobillos y mejora la resistencia aeróbica. El desgaste físico es mayor debido a que entrenamos en una superficie inestable. Correr sobre el agua es otra buena opción de fortalecimiento, añadiendo más resistencia, pero en detrimento se pierde técnica.

Ritmo: Dependerá de la zona donde trabajemos. En la parte más próxima al mar tenemos arena dura, por lo que podemos correr con pasos cortos o con zancadas largas. En la zona de arena seca es preferible trabajar con pasos cortos para evitar desequilibrios. Correr descalzo nos aporta mayor seguridad en la pisada. Al establecer un contacto directo con la superficie, se favorece la adopción de una posición del tronco más efectiva.

Contacto favorable: Al correr en la arena el impacto sobre las articulaciones es menor al que se produce cuando corremos en asfalto. Por ello, las rodillas estarán más aliviadas. Eso sí, debe tenerse en cuenta los desniveles de la arena para evitar lesiones.

De a pocos: El cambio de superficie hace que nuestros tobillos y rodillas se ejerciten de forma diferente a la habitual, por ello el entrenamiento debe ser progresivo para evitar las sobrecargas musculares.

Consejos: Evita las horas de mayor exposición solar. Lo recomendable es practicar en las primeras horas de la mañana o cercano al atardecer. Siempre hay que aplicarse alguna crema de protección solar. Recuerda que la hidratación es importante antes y después del ejercicio. Luego de un extenuante trabajo de piernas puedes premiarte con un buen chapuzón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here