Inicio ARTICULOS ¿Cuál es el kilómetro más difícil de una maratón?

¿Cuál es el kilómetro más difícil de una maratón?

154
0
Compartir

Después de dos tercios de la prueba, los deportistas suelen sentir que están frente a un muro que los detiene.   

Existe un consenso generalizado al momento de establecer cuál es el punto crítico en una maratón. No es al inicio, ni a la mitad, ni siquiera el rush final. La famosa pared del kilómetro 30 constituye la valla más difícil de sortear para un corredor.

Cuando ya se han recorrido más de dos tercios del tramo total (42 km) llega el momento límite. Las piernas parecen flaquear y el cansancio abruma. En el horizonte sólo manejamos dos opciones: bajar el ritmo o, la peor de todas, abandonar. ¿A qué se debe esta situación? ¿Es simplemente un karma o tiene mayores fundamentos?

Enfrentando a “el muro”


El desgaste y la sensación de bloqueo tiene doble naturaleza: física y mental. Las reservas de glucógeno se acaban en ese momento y el organismo recurre a las reservas de grasas, las cuales no son fáciles de quemar. Alrededor de 2000 kilocalorías se acaban en el famoso km. 30. Es importante prever esta situación reponiendo a lo largo de la ruta los hidratos de carbono con bebidas isotónicas.

Pero tampoco hay por qué negarlo. No todo es físico. Muchas veces culminar una maratón depende de la mente. En el km 30 el cansancio mental puede llegar a ser mayor que el esfuerzo desplegado con el cuerpo. Al bajar la dopamina, y enfrentar un duelo psicológico, el escenario parece ensombrecerse. Se ha recorrido un gran trayecto, pero aún falta un buen tramo hasta la línea de meta y esto puede generar dudas. ¿Cómo salir airoso de ese trance?

Aquí algunas recomendaciones para sortear las barreras físicas o psicológicas de ese crucial kilómetro:

Es necesario plantear una estrategia de carrera. Ya en la preparación se debe considerar un trabajo de fortalecimiento muscular para resistir la fatiga.
Ser consciente de la preparación y el nivel con el que se afronta la competencia. No es recomendable salir muy fuerte los primeros kilómetros. Hay que hacer un trabajo de dosificación. No siempre la frescura inicial te va a acompañar.
Respetar el propio ritmo de carrera. Cada quien sabe dónde se siente con fuerzas para acelerar.
Buscar una motivación. Tener un aliciente será un factor que puede sostener cuando el cuerpo y mente parezcan flaquear. Tratar de mentalizarse y evitar pensar en la famosa pared. Seguramente el agobio será mayor en la primera maratón. Una vez que logres cruzar la meta de los 42km ganarás mayor confianza.

De todos modos, los factores que ocasionan el bloqueo son más diversos. El porcentaje de grasa en el cuerpo o el peso también pueden jugar roles determinantes. Y claro, la posibilidad de no sentirla también está. Siempre habrá posibilidades de evitar estrellarse con el temido muro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here